La información al Instante  
CLIMA EN LA PLATA
INICIO MUNICIPALES PROVINCIALES NACIONALES INTERNACIONALES
DEPORTES SOCIEDAD TECNO ESPECTÁCULOS TENDENCIAS CONTACTO
14/05/2019
Tendencias
El amor en los tiempos de los millennials
En el mundo de hoy las citas son un desafío más retórico que romántico, pero que vale la pena enfrentar.
La vida en relación es un juego constante entre la defensa de la individualidad y la sumisión, donde los seres humanos imponen su punto de vista o ceden ante el otro. Los jóvenes de hoy, responden a las pautas burguesas de estabilidad, al refuerzo narcisista que da la autonomía y por qué no, a una alta cuota de disfrute.

Podría decirse que los millennials buscan un socio que pueda satisfacer todas sus necesidades: alguien del mismo estatus financiero, un socio erótico, un mejor amigo y, algún día, un fuerte padre o madre de familia. Y aunque esta pueda parecer una tarea difícil saben que hay muchos peces en el mar que cumplirían con sus estándares.

Se trata de buscar el amor verdadero, pero seguir siendo independientes. Los millennials quieren estar juntos, pero, al mismo tiempo, perseguir sus objetivos profesionales individuales, mantener viejas y nuevas amistades y seguir disfrutando de sus pasatiempos. Para ellos alcanzarán el éxito como pareja solo después de haber alcanzado su éxito individual.

"En ellos el deseo no está influido por la presión social, por el contrario, valoran y defienden el deseo sexual personal. Los modos de amar dan prioridad a la comunicación virtual, así como a compartir gustos o afinidades por ciertos temas", indicó Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo.

Para Ghedin, es posible que en estos últimos tiempos los millennials afronten las responsabilidades con un saber más congruente con lo que quieren. "Muchos de ellos saben que, pasado el tiempo, tendrán que asumir responsabilidades adultas para mantenerse a tono con un sistema de relaciones y de valoración social. La idea de responsabilidad ha cambiado para dar lugar al deseo personal: '¿Realmente quiero hacer esto?'", aseguró.

En el plano sexual es donde más se ve su mirada personal sobre las relaciones y el amor. Para el experto, los jóvenes del mundo de hoy están más dispuestos a los contactos diversos, se dejan llevar por el deseo, las ganas y la inquietud por saber qué pasa con sus capacidades para seducir y visibilizar sus cuerpos.

A menudo, las parejas de jóvenes han naturalizado como "norma" la defensa de los tiempos de cada uno, por lo tanto no existen reclamos; si el otro estudia, trabaja, hace deportes o se reúne con amigos, no son motivo de conflictos. Se busca que la unión de pareja no absorba la vida personal.

A pesar de algunos condicionantes que aún persisten, la vivencia de la sexualidad en los jóvenes es diferente: no están condicionados por tener el deseo sexual alto, ni quieren sentir que tienen que rendir; están más abiertos al juego y no viven los "fracasos" sexuales como un problema que los condiciona para ulteriores encuentros.

Según aseguró la doctora Mirta Goldstein, psicoanalista y vicepresidente de la Asociación Psicoanalítica Argentina, "somos contemporáneos de nuevas formas de relacionarse aunque algunas no son tan nuevas como parecen". Los más jóvenes se piensan a sí mismos como más libres. Algunos suponen que congelar al otro, por ejemplo, dejándolo plantado en una esquina o no contestando a las llamadas, es una forma de libertad personal y de liberarse del otro.

"A su vez, no pueden enfrentar con palabras al otro, o a su tristeza por la separación, o no conciben en sí mismos un proceso de duelo. Hoy la despedida, con la emoción que conlleva, parece sin importancia y, sin embargo, poder hacerlo asumiendo los propios sentimientos y los del otro, permite una mejor separación y no seguir cargando con ese objeto en el interior".

Para Diego Luparello, el amor es un escenario privilegiado para intentar entender al sujeto humano y la interacción con sus pares. Y cuando hablamos de los jóvenes corremos el riesgo de tomar por nuevo algunas condiciones que solo tienen el carácter de moda y no necesariamente cambian de fondo los modos de encuentro de un sujeto con el otro, con el semejante.

"El deseo de reconocimiento, el afán de conquista, el narcisismo en juego, siguen siendo los resortes más íntimos a la hora de una cita amorosa. Quizás podemos ubicar como novedosos algunos otros factores: la sexualidad, ya que suele haber una articulación más directa y honesta con el deseo sexual; y la jerarquizacion del lugar de lo femenino a la hora de amar, este es otro factor novedoso que tiene efectos interesantes en la articulación de nuevos vínculos", aseguró Luparello. 

Los jóvenes de la actualidad plantean una libertad absoluta, una sexualidad intensa y abierta, y creen que es posible la exploración sexual en todas sus sentidos. Según sostuvo Andrés Sánchez Bodas, psicólogo y fundador de la carrera de counseling en Argentina, para ellos el disfrute está por encima de todo lo demás y no defienden los compromisos. "A menudo porque muchos de ellos son hijos de padres separados, ven a la relación duradera como todo lo que no quieren ser. Este modo tan 'libre' de vincularse, en el fondo muestra signos de que existe una fantasía de un amor estable", aseguró el experto.


COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Cdigo de Validacin
(*) Datos obligatorios

Buscar
 
Lo Último
Daniel Craig se accidentó filmando "Bond 25"
+Ampliar
Difundieron un video sobre la persecución de San Miguel del Monte
+Ampliar
..............................................................

Lo Más Leído
 
1- Bolivia: Cerraron un aeropuerto por una protesta en Chuquisaca
2- La primavera recién "arrancará" el sábado
3- Miguel Díaz:Todos los días cuatro docentes entran bajo la línea de pobreza
 
News Información













 



Tarsis - Diseño Web